Flores de jardín

Peonía en una olla: 4 consejos para el éxito


Caíste bajo el hechizo de peonías y me gustaría tener algunos en casa. Sí, pero ahí lo tienes, solo tienes balcón o terraza. No hay problema !

Siguiendo ciertas reglas, es muy posible cultivar un peonía en maceta para realzar su exterior.

  • Cultivando bien las peonías
  • Peonía rosa, nuestras favoritas
  • Todo sobre la peonía

1. Elige la maceta adecuada

¿Qué talla elegir?

Las flores son como nosotros: no les gusta tener los pies apretados. La peonía no es una excepción y, como ama suelos profundos, hay que elegir una maceta o un recipiente que tenga buena altura. La profundidad ideal es de unos 50 cm.. Esta figura es importante, porque cuando se cultiva en el suelo, a la peonía no le gusta que la muevan. Una maceta demasiado pequeña significaría un trasplante frecuente que dañaría la planta.

La base de la olla también debe ser lo suficientemente ancha para asegurar una buena estabilidad con peonía en caso de fuertes vientos.

Consejo inteligente : para saber cuando trasplantar tu peonía, mira debajo de la olla. Si las raíces sobresalen por los orificios de drenaje, ahora es el momento.

¿Qué material elegir?

Hoy en día existen muchos tipos de materiales para macetas: madera, terracota, plástico, resina, etc. La principal diferencia radica en la porosidad de la materia. Dado que la madera y la terracota son más porosas que el plástico y sus derivados, tienden a secar la tierra que contienen más rápidamente. Para una peonía en maceta, la tierra siempre debe estar húmeda (no empapada). Por esta razón, un tarro de plastico o en resina parece más apropiado.

2. El sustrato: la clave para una hermosa peonía en maceta

La peonía, ya sea herbácea o arbustiva, necesita un suelo rico y humus para desarrollarse correctamente. Por lo tanto, el sustrato que coloque en la maceta debe cumplir estos requisitos. Lo ideal es usar tierra para macetas mezclado con estiércol bien descompuesto. Sin embargo, este último no debe estar en contacto directo con las raíces.
Una técnica para mantener el suelo húmedo consiste en incorporar vermiculita (también llamado perlita en el comercio). Permite captar el agua de riego y luego devolverla poco a poco.
Último elemento importante: el drenaje. Para que esto se haga correctamente, coloque una capa de grava o bolas de arcilla en el fondo de la olla, cuidando de no bloquee los orificios de drenaje.

3. Agregue fertilizante

En el suelo, las plantas encuentran los elementos necesarios para su crecimiento en el suelo, tras la degradación de la materia orgánica (hojas muertas, madera podrida, etc.). Un cultivo contenedor no lo permite. Por lo tanto, depende de usted proporcionar su peonía en maceta lo que necesita para desarrollarse. Hay varias posibilidades para hacer esto:

  • Proporcionar fertilizante rico en nitrógeno y en fósforo en primavera y fertilizante de alto contenido potasio En otoño.
  • Aplicar una mantillo orgánico (corteza de pino marítimo, por ejemplo) alrededor del pie de su peonía. A medida que se descompone, proporcionará a la planta recursos nutricionales. Además, permitirá retener la humedad del suelo.

4. Controle el riego

Por una peonía en maceta, la tierra debe ser siempre húmedo. Por eso es importanteregar con regularidad, pero no en exceso para que la planta no tenga que sufrir por falta de agua.

Para compensar cualquier olvido o evitar regar todos los días, coloque un platillo debajo de su maceta. Retendrá el exceso de agua y la restaurará gradualmente según las necesidades de la planta.


Vídeo: Como germinar semillas de peonias (Julio 2021).